03/12/12 Cocina como terapia

Pequeños Placeres

Los lugares son por lo que son y por lo que pasa en el momento que los conoces.
Llegamos sin buscar llegar. Nos llevo el hambre en una tarde de verano en la que no quisieron atendernos. Gracias!.
El lugar es pequeño acogedor y la propuesta sencilla… reminiscencia de los pequeños bares del viejo París.
Una tabla de quesos donde descubrí un roquefort de cabra excelente, y una ensalada de burrata en su  punto.
Carta de vinos por copa muy muy recomendable, a nosotros nos acompañó un excelente Cabernet Franc.
Un momento suave, rico, divertido, transparente, justo!. De esos momentos que se guardan en el corazón.
(Bar du Marché: Nicaragua. 5946, Palermo)

Publicado 3rd December 2012 por Silvana