07/06/13 El Conocedor

Restaurante Recomendado

Restaurante Recomendado
Hubo un tiempo en que la buena cocina, en estos lares y en cualquier otro lugar del mundo, era sinónimo de Francia. Después surgieron otras propuestas, pero algunas de sus esencias siguen siendo un regalo al paladar como el que ofrecen en este lugar.

Un pequeño espacio, mínimo, en una calle de Palermo Hollywood, esconde este pequeño bar, que más que un bistró es un “bar a vins”, casi un rincón parisino: sillas Thonet, pisos en damero, barra de madera, mesas chicas, todas juntas, más las de mármol en la vereda, pizarra con el menú del día, productos a la vista y vinos, muy buenos vinos, del Nuevo Mundo, con gran cantidad de opciones por copa, seleccionados por Mariana Torta y Juan Pablo Villar, éste último también está en todos los detalles, característica principal del espacio y que hace la diferencia, porque desde el primero al último bocado, se nota la selección y búsqueda de la excelencia. Sus dueños son los mismos de M Buenos Aires (en San Telmo), grupo de amantes de la buena mesa (también tienen importadora de vinos) y la música, por lo que no es raro, encontrarse con algunos artistas en las mesas.
Es de esos lugares para disfrutar desde temprano, con un buen desayuno, con tostadas de pan de campo, con manteca, queso blanco y mermeladas, yogurt con granola y frutos rojos, budines, medialunas y un largo etcétera.
Cuando se acerca el mediodía, se pueden probar algunas de los 60 vinos por copa, provenientes de Argentina, Australia, Chile, Nueva Zelanda, Sudáfrica e Italia, a precio amables con una tabla de quesos, muy bien seleccionados, con opciones vacunas, de cabra y oveja, acompañados con panes caseros, aceite de oliva, chutneys, aceitunas griegas… Todos los días hay un menú ejecutivo, que rota, con tres opciones de platos. Ricas las martines, con jamón crudo, tomates confitados y verdes, sándwiches muy completos, brioche de Salmón ahumado, cream cheese con hierbas y pepino o la hamburguesa casera, ensaladas como la caprese o la de pasta, platos con huevos.
En la tarde hay opciones de pastelería, sándwiches (mini baguette con brie), carta de cervezas alemanas y francesas, tés y siempre la opción de elegir un buen producto y pedir que le armen una tabla. Por la noche, con diferentes platos, se puede armar un menú de dos o tres pasos, que en días fríos no debe obviar la sopa casera, las ricas pastas y la pesca fresca. Quienes tengan antojo de foie gras, se los preparan con brioche y Sauternes. Las mousses son contundentes, un buen cierre para un bar de paso, para quedarse todo el día.

Nicaragua 5946 |4778-1050
Lunes a sábados, de 9 al cierre.
Tipo de cocina: deli y francesa