05/12/12 the WOW factor

Wow Primicia (parte II)

Wow Primicia (parte II)
Ya hablamos (y alabamos) al flamante Bar du Marché.
Lo que quedó pendiente es el secreto que esconde este nuevo miniemporio de placeres gastroetílicos. En el primer piso, al que se accede por una escalera oculta, funciona el Club M Omakase, otro mini-restaurante a puertas cerradas, al que se accede con reserva o con una contraseña que circula entre amigos y amigos de los amigos.
En este microclima sereno, que alcanza para acomodar máximo 18 personas -desplegados en la barra o en la mesa comunitaria-, el sushiman Fabián Masuda (ex Kitayama, Irifune y M Buenos Aires) ofrece pequeños manjares de la fusión japonesa peruana. El disfrute es non stop: desde niguiris de centolla y salmón con pepper tataki, platos con ceviche de pulpo y tiraditos de pescado blanco con crema de rocoto, cilantro y umeboshi, entre otras exquisiteces que desde ya, no forman parte de la carta de los sushi fast food que han proliferado por la ciudad.

Club M Omakase queda en Nicaragua 5946, primer piso, Palermo Viejo, tel: 4778-1050.
Está abierto de lunes de 9 a 20 horas; de martes a sábados de 9 horas a medianoche.